La clase de taekwondo la disfrutó todo botijas. El instructor visitó nuestro centro y vivimos una clase divertida en la que aprendimos mucho de esta gran disciplina. ¡Qué se repita!