Las mañanas de los sábados tienen entrenamiento, disciplina y diversión de la mano de Taekwondo y todo su arte. ¡No hay duda que la pasamos genial!